15 de October del 2016

La Posada

Se trata de una antigua Posada del siglo XVIII con muros de un metro de espesor, todo un edificio para rememorar tiempos pasados. La decoración es prácticamente un museo etnográfico con multitud de antiguos aperos y utensilios. A ello hay que sumarle toda una exposición de fotografías de la zona tomadas por Ángel.

Tiene un amplio salón con chimenea y sofás a la entrada así como un comedor y una cocina en caso de que usted quiera reservar las 10 habitaciones como casa rural completa. También existe un pequeño salón con sillones y una estación de té e infusiones auto-servicio en la primera planta.

Las ocho habitaciones son dobles con su cuarto de baño cada una y el ático tiene dos dormitorios, dos cuartos de baño con ducha y un saloncito independiente.

El desayuno y demás comidas (si se solicitan) así como la piscina y jardínes con cama elástica se encuentran en la Posada de San Marcos, a tan sólo 3 minutos andando.