14 de October del 2016

Museo etnográfico

La Posada de San Marcos y la Posada de Alájar son todo un ejemplo de antigüedad. Edificios de más de 200 años, están decorados con ancestrales muebles y utensilios que Ángel ha recuperado y restaurado con todo primor. De este modo podremos observar desde antiguas maletas de madera a cuartillas, artesas, sartenes, moldes de tapial, tejas usadas como luminarias, badarros, recibidores, dormitorios de art noveau, botellas de vidrio de misto, viejas puertas de castaño...

Todo un recorrido por la historia de los aperos y utensilios siempre usados en la zona ya que nosotros los consideramos de un valor incalculable. Disfrute de una estancia en edificios singulares así como con múltiples objetos característicos del lugar.